Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

30 de mayo de 2012

El amor es cosa de todos los días

Se lo veía subir la cuadra siempre con esa sonrisa a flor de piel, saludando con amabilidad, predispuesto al abrazo, al apretón de manos.
Algunos días se detenía en la bombonería y elegía los rellenos de dulce de leche "porque son los que a ella le gustan".
Otras veces, hurgaba entre las baratijas de la bijouterie, porque "ella es coqueta y con un par de aros o un anillo, quedo bien".
Y no faltaba día en la semana que detuviera su andar frente a la florería. Un ramo de rosas, otro de fresias, o bien, algún helecho de hojas enormes y dentadas. En realidad "le gustan todas, por eso me cuesta tanto decidirme".
Pero también podían ser libros, perfumes, prendas de vestir, incluso lencería. El hombre se paseaba todos los días por el barrio y le compraba algo a su amada.
Y la razón era simple, no se cansaba de repetir su consigna, su postura en la vida, la bandera que enarbolaba con orgullo y alegría: "El amor es cosa de todos los días".
Vaya si todos fuésemos así, que bello mundo tendríamos.
El hombre desaparecía de nuestra vista cada mañana, tras doblar en la esquina. Se iba feliz, radiante, con esa energía que contagiaba a todos. Y de esa forma, y sin darnos cuenta, olvidábamos que se dirigía al cementerio a visitar a su mujer, a ese amor único, que como todo amor, es irremplazable.

7 comentarios:

Horacio Beascochea dijo...

Hay amores que lo trascienden todo, aunque quizás, un día deba llevar el ramo de flores final para despedirse, de una buena vez por todas. Creo que ella no solo lo entendería, sino que también lo quisiera.

Abrazo

Con tinta violeta dijo...

Me parece una historia preciosa y tierna...este hombre había entendido que el amor no muere nunca...porque...no quiero pensar que hay doble lectura...¿¿¿???
Besos!

Netomancia dijo...

Don Horacio, es tan importante el deseo del que se ha ido como del que aún está, que en definitiva, es el que sufre. Muchas gracias!

Doña Tinta, usted lo ha dicho, si el amor es puro, no muere nunca. Gracias!

mariarosa dijo...

A pesar del dolor, que conlleva, que linda historia. Me gusto.
Buen fin de semana Neto.

mariarosa

Martha Barnes dijo...

¡Me emocionó este relato!Un beso Martha

SIL dijo...

Maravilla pura.


NUNCA.



Abrazo grande.


SIL

Juanito dijo...

Genial.
Sorprendido gratamente con el final, un gran cierre para una bella historia.
Saludos.