Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

19 de abril de 2012

Simetría dispar

Un individuo camina por el borde de un precipicio en Nepal. Otro, en Bolivia, se arriesga a cruzar un lago parado sobre un tronco y sin saber nadar. Ambos están a un paso de la muerte. Quizá lo saben, quizá no les importe. Sin embargo, ninguno sabe del otro. Ese desconocimiento es crucial. No son hermanos ni están emparentados, pero algo más fuerte los une. Son seres equilibrantes.
Cada persona tiene su ser equivalente en alguna parte del planeta. Puede ser hombre o mujer, eso no importa. Probablemente no se crucen jamás ni sepan que existen. Si uno es rico, su ser equilibrante será pobre. Si uno es feliz por naturaleza, el otro será triste desde pequeño.
Pero en estas dos escenas puntuales, en Nepal y Bolivia, ambos son suicidas. Y sucede lo inevitable. Cuando el hombre que marcha por el borde del abismo se inclina para arrojarse al vacío, el que está sobre el tronco dejándose caer se incorpora a pesar de su voluntad. Y cuando intenta nuevamente perder el equilibrio para ser tragado por el lago, el que está en Nepal esperando una caída vertiginosa, se ve casi aferrado de los pies a la tierra, sin permitirse saltar.
Lo intentarán una y mil veces y ninguno lo logrará. Ignoran por completo que se equilibran en latitudes distantes, anulándose entre si. Puede que el día de mañana, por algún designio fatídico del destino, alguno de los dos lo logre. Pero no ese día.
En el mundo se producen estos equilibrios naturales en forma sucesiva, insospechadamente. Cuando uno sufre un desamor, otro lo está disfrutando. Cuando alguien pierde un ser querido, otro le está dando la bienvenida a un nuevo integrante de la familia. Es naturaleza y matemática. Es la simetría dispar que gobierna cada átomo que nos rodea y nos da forma.
Por eso, con seguridad, en este momento el ser equilibrante de usted, querido lector, está por comenzar a leer un cuento en algún remoto lugar del planeta. No es una posibilidad, es una certeza. Porque usted acaba de terminar éste.

5 comentarios:

aina dijo...

Muy bueno, Netomancia. Muy buena reflexión y bien narrado, me ha gustado y me ha hecho pensar en la certeza que pudiera haber en ese absurdo.

Con tinta violeta dijo...

Fantástico y es mas: tengo la certeza de que esta teoría es cierta. Pero este apartado de comentarios no va a apoyar esta teoría: me apuesto lo que quieras a que todos son felicitaciones por el cuento...¡horror! eso quiere decir que vendrán a mi página a criticarme el mío....ja.ja.
Besos desde la parte opuesta!!

SIL dijo...

Qué bueno, qué bueno, qué bueno, me encantó jajajaja.

Este un texto EFECTO MARIPOSA :D


Great !


Abrazo grande.


SIL

Mannelig dijo...

Qué cuento tan redondo. Y equilibrado...

Juanito dijo...

Qué buenas reflexiones.
Saludos, Netomancia