Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

5 de diciembre de 2011

La conspiración de los ladrones

Durante meses se juntaron en un sótano de la calle Moreno, en el viejo barrio Las Callejuelas del Olmo. Los vecinos veían llegar personas sospechosas, enfundadas en trajes oscuros o llamativas prendas que cubrían sus rostros, pero por miedo, se alejaban de las ventanas y ni se les pasaba por la cabeza el llamar por teléfono a la policía. En Las Callejuelas todo se sabía tarde o temprano.
Las reuniones se prolongaban largas horas y cada vez eran más los que asistían. Llegaban en coches viejos o motos, con los motores apenas ronroneando, en el mayor de los silencios. Se iban muy tarde, cuando el barrio dormitaba ataviado en pijamas de algodón. Algunos dicen haber visto las luces bajas reflejadas de los vehículos a través de las ventanas, mostrando el ocaso de aquellas noches.
De un momento a otro dejaron de juntarse. El plan se había puesto en marcha y aún se ejecuta. Todos somos víctimas de ellos, a veces sin darnos cuenta. Sigilosos y casi inadvertidos, los ladrones merodean calles y ciudades, pueblos y avenidas.
Roban lo más valioso que nos queda, de manera organizada y sin vergüenza alguna. Nos despojan sin que comprendamos exactamente qué. Para cuando todos puedan darse cuenta y entiendan la gravedad del asunto, ya será muy tarde.
Los que hemos descubierto el eje de esta conspiración, tememos lo peor. Su accionar es sencillo, premeditado. Nos detienen en una esquina cualquiera y nos hablan, de esto y lo otro, o nos preguntan la hora, el tiempo, el día, tal calle, tal cruce, tal salida a la autopista. Si acaso recordamos a fulanito o menganito, o nos hablan de recuerdos muy lejanos, en los que tardamos en caer.Y así, de a poco, nos roban el tiempo. Nuestro tiempo.
Nos van sacando segundos, minutos, horas, que nunca llegaremos a recuperar. Algunos nos hemos avivados y hacemos caso omiso a los desconocidos que nos detienen por nada. Y sin darse cuenta, muchos conocidos se han hecho cómplices, repitiendo los mismos artilugios. Es que la conspiración es tan grande que es imposible detenerla. Muchos se han sumado a la causa sin habérselo propuesto.
Hoy en día existe gente robándole el tiempo a otros a cada paso. Aún no podemos determinar que hacen con el botín. Lo único cierto es que cada vez disponemos de menos tiempo para nuestras vidas. Por eso, no doy la hora, no devuelvo un saludo ni me detengo a conversar del tiempo.
Sólo el egoísmo nos salvará de esta conspiración de los ladrones. Sólo eso.

10 comentarios:

Con tinta violeta dijo...

Ja,ja...está bueno...tienes una predisposición especial a meterte en las mentes de paranoicos y trastornados...que cada día nos descubren que tras su "enfermedad" hay algo de verdadero y real.
Nos tiene pillado el tiempo, la sangre, el dinero...
Esperemos que entre todos le encontremos a esto una puerta de salida esperabnzadora.
Besos!!!

SIL dijo...

Los lidera Tinelli.

Me gustó muchísimo.

Abrazos miles


SIL

Felipe R. Avila dijo...

Está muy bien,eh, nos roban el tiempo.¿Pero era tiempo valioso acaso?
¿No sería tiempo que usted tenía por ahí tirado, un tiempo viejo, manoseado tal vez, un tiempo que usted Neto ni se acuerda? O que preferiría no recordar? Hasta le diría ¿no sería algún tiempo perdido?
Porque en ese caso le están haciendo un favor,che...

Panchuss dijo...

Don neto:

cuando lo empeze a leer pense que los ladrones trataban de averiguar "cosas" de las personas para conocer sus tiempos y horarios, y así poder robarlos.
despues me quede pensando en el final de su cuento, y la idea que lo resume. yo, con los años aprendi que el tiempo que tenemos para nosotros, vale mas que el oro, ya que podemos dedicarlo a "no" trabajar, que no es poco.
tengo un monton de ladrones, de esos que usted describe, que los voy a sacar a escopetazos.
me gusto mucho la idea.
un abrazo

panchuss

Horacio Beascochea dijo...

Qué decirte. Toda mi admiración. De verdad, excelente texto.

Saludos

Con tinta violeta dijo...

Cabe otra interpretación del cuento...Nuestro Neto necesita tiempo, tiempo y tiempo para dedicarle a alguna tarea en la que está enredado...y por ello es "egoista" no quiere que nadie le pueda robar un segundo...ja!
Besos artista!

HUMO dijo...

GENIAL Netito!
Veo que anda enamorado y extraviado. sabe qué, de lo bien que hace!

Yo le dejo mi saludo y le deseo unas felices fiestas!

Cariños!

=) HUMO

Camilo dijo...

Grandioso relato. He sido víctima de la conspiración. Me han robado tanto tiempo. Jamás volveré a detenerme a dar un saludo, ni la hora. No puedo permitirles robarme ni un segundo más. Gracias por esta valiosa información.
http://idasueltas.blogspot.com/

artnueve dijo...

fabuloso Netito, aunque no sé si reír o llorar jajaja!
es que no tengo tiempo ya!

Netomancia dijo...

Doña Tinta, los paranoicos son mis especialidad jaja. Muchas gracias!

Doña Sil, usted lo mira? Qué no le roben el tiempo! Muchas gracias!

Don Felipe, usted no era amigo de los Hombres Sensibles, sino de los Refutadores de Leyendas, no hay dudas, jaja. Un abrazo.

Don Panchuss, ojo, que el hecho de hacerlo perder el tiempo con la escopeta no sea otro plan pergeñado por ellos. Un abrazo.

Don Horacio, mi sincero agradecimiento. Abrazo.

Doña Tinta, en todo caso es egoísmo para mis propias cosas, porque vivo pensando en las cosas de otra personita jaja.

Doña Humo, ha dado en el blanco, esa es mi descripción actual jaja. Gracias!

Don Camilo, no pierda el tiempo, la batalla está perdida. Un abrazo.

Don Dieguito, nos han dejado incluso hasta sin reloj! Un abrazo!