Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

18 de octubre de 2011

El hombre que arregla los aires

El precio era sensato, al menos el aparato ahora funcionaba. Le pagó sin chistar, no había razón para quejarse, el aire estaba funcionando otra vez. Lo despidió en la puerta y lo vio marcharse por el pasillo, en dirección al ascensor.
Estaba a punto de cerrar cuando notó que el hombre se estaba olvidando una pinza.
- ¡Jefe! - lo llamó - ¡Se olvida una herramienta!
Justo había llegado el ascensor. Pero el hombre no dudó, pegó la vuelta. Recibió la pinza y la guardó en la caja amarilla que levantaba sin hacer demasiado esfuerzo, a pesar de estar repleta.
- Gracias buen hombre, era una buena pieza y si la perdía iba a estar en problemas - dijo el técnico en aires acondicionados.
- ¿Difícil de conseguir? ¿Qué es, importada? - preguntó curioso y sonriente el dueño del departamento.
- No - contestó el hombre apoyando la caja en el piso y haciendo una pausa, mientras acomodaba sus manos en los bolsillos del pantalón - Es nacional. Pero tiene una larga historia.
Permaneció así, de pie y con las manos dentro del pantalón azul, de rodillas desgastadas. Su interlocutor pensó que ya estaba, había devuelto la herramienta, obrado bien, ya había pagado, ahora lo único que necesitaba era cerrar la puerta y ponerse a mirar la tele disfrutando del aire para combatir los primeros calores de la temporada. Sin embargo, el técnico se había quedado allí de pie, como esperando que le dijera "¿qué historia tiene?", pero su curiosidad había terminado cuando preguntó si era importada e incluso, se arrepentía de ello.
- Bueno, si me disculpa... - empezó a decir, entornando la puerta, pero la hoja de madera se encontró de repente con el pie del técnico. El freno busco de la misma sobresaltó al dueño del departamento.
- Pregúnteme sobre la historia de la pinza - exhortó el técnico.
Lo escuchó, pero no lo podía creer. Aunque más que incredulidad, tenía miedo. Aquello no era una actitud normal.
- Es que la verdad, tengo que hacer, si me sigo retrasando...
El hombre sacó las manos de los bolsillos y lo empujó hacia dentro de la habitación principal.
- Usted se va a retrasar todo lo que yo quiera - amenazó. El rostro no era el mismo que antes, que en todo momento había notado sereno e inexpresivo. Ahora, en cambio, parecía moldeado por el mismísimo demonio.
- Está bien... está bien, por favor, tranquilo amigo.
- Nada de amigo. Usted tocó mi pinza, ahora tendrá que escuchar la historia.
- Pe... pero, se la estaba olvidando.
- No, yo no me olvido nada. Si la pinza se quedó, es porque le toca a usted.
- No entiendo... ¿qué me toca qué?
- Escuchar la historia. Escucharla y después morir.

8 comentarios:

Camilo dijo...

Genial! Que final. Es como si las palabras se quedasen a medias, pero con una historia tan grande que el resto fluye. Me pregunto cuantos habrán escuchado la historia.
http://idasueltas.blogspot.com/

aina dijo...

Uff, espeluznante. Qué impotencia.

Patricia O. (Patokata) dijo...

Que descenlace!!
Aunque imaginaba algo de esto al empezar a leer siempre sorprendes con tus textos!!

Un placer leerte!!

SIL dijo...

Buenísimo Neto.
De las historias que impactan más por lo que no contás que por lo que sí.

Este verano, duro a los ventiladores :D

Un abrazo grande


SIL

mariarosa dijo...

¡A la flauta, que loco!

Un asesino y con un sistema diferente, sigue las instrucciones de una pinza, si ella se queda en una casa es para que su dueño cuente su historia y después... bang!! liquide al dueño de casa.
Te pasate, muy buen relato.

mariarosa

Panchuss dijo...

Un objeto tan simple como una pinza.
No sera usted el técnico de los aires acondicionados?.

Buen texto, un abrazo.

pancho

PABLO FRANKO dijo...

Buena metáfora. Algunas damas hacen eso pero en vez de una pinza olvidan su corazón y luego... bueno, ya sabe la historia.
Un abrazo

Felipe R. Avila dijo...

eh,querido neto, no me gustó para nada.
Es una hsitoria absolutamente ridícula.
Y no por lo que no cuenta (eso es un un buen recurso que usaste) sino por el planteo anterior:
seria un asesino serial que si deja la pinza...¿te mata?
jajajaja...me voy a tomar un ibuprofeno y vuelvo.
¿te doy uno?