Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

21 de septiembre de 2011

Primavera

Añora el fantasma el viejo hogar, de paredes blandas y aberturas ligeras, mientras avanza en solitario por el boulevard, ajeno a los demás espíritus. El paso lento casi estático, producto de un flotar cansino y desganado, va mitigando el sueño perdido en manos del tiempo.
Otras ánimas realizan el mismo peregrinaje con tristeza fehaciente. Las calles desiertas, gobernadas por entes sin vida, desbordan nostalgias y letanías. Algún que otro aullido distante en la noche, y el brillo pálido de la luna arrojando su manto sobre las formas.
Los retoños ya no son lo que eran. La esperanza ya no existe en aquella existencia. El mundo pide por una nueva primavera, pero el invierno crudo se ha vestido de eternidad.
Así lo saben ellos, los sobrevivientes de la historia. Ya nadie ha quedado de pie en el planeta, todos se han ido merced al propio esfuerzo. No han sido sustos ni seres sobrenaturales los que atormentaron los últimos días. Sino la propia sangre hermana, emanando de heridas sin treguas, en batallas sin sentido.
Quedan ellos, los seres sin alma, los castigados a errar por siempre, mudos testigos de un lugar que de a poco se derrumba bajo la erosión de los siglos. Apenas vestigios de aquella era en la que perecieron y de la que no olvidan la gloria.
Hace tiempo que los últimos huesos se convirtieron en polvo. Ya nadie lleva la cuenta. El silencio es del viento y los gemidos de ellos, de los fantasmas del tiempo, que rezan en vano por un nuevo florecer, un milagro del más allá. Es que pronto olvidarán, incluso, el arte de asustar.

16 comentarios:

Juan Ojeda dijo...

Una hermosa prosa, poética y al mismo tiempo de una sutileza muy hospitalaria,

genial bosquejo sobre el peregrinar de aquellos espectros al cuadrado, arruinados después de las ruinas,

Buenísimo Netomancia, un abrazo.

Panchuss dijo...

neto:

tu texto me dejo la imagen del pesimismo, el esfuerzo que ponen muchos para la exterminacion del todo.
y lo peor de todo es que la esperanza no tiene ni raices en ese futuro tan acostumbrado a los orrores humanos.

un abrazo

Netomancia dijo...

Don Juan Ojeda, porque la pregunta es, cuando ya nada quede, qué es lo que quedará. Muchas gracias! Saludos!

Don Panchuss, si, es un relato cargado de pesimismo. Un futuro resignado y carente de vida, donde ni los fantasmas tienen sentido. Muchas gracias! Saludos!

SIL dijo...

Un futuro temido por todos y hasta negado, porque sabemos que somos capaces de autodestruirnos más que cualquier enemigo.

Un abrazo grande, Neto.


SIL

Ro♥ dijo...

Nada mas lejos de realidad su relato de hoy, sobre todo porque falta nada para que èste texto sea literal. Con solo apretar "el botòn" se pudre todo. Yo prefiero quedar sin alma , morirme del todo mire!


Y yo que venìa a desearle una feliz primavera?!


:P



Feliz primavera igual
NETO!
y a los fantasmas tambien! :D

Abrazo♥

Camilo dijo...

Una excelente obra. Cada frase tiene profunda belleza y significado.
http://idasueltas.blogspot.com/

Con tinta violeta dijo...

Vaya una primavera que arranca en la increíble melancolía de quienes no encuentran sentido a su existencia: fantasmas sin mortales a los que asustar...triste...ja!
Espero que su primavera inicie con mejor pie que la de sus criaturas!
Muy bueno!
Aquí empieza el otoño...ya ve!
Besos!

Netomancia dijo...

Doña Sil, llegaremos a eso? O eso llegará a nosotros? La humanidad dirá. Muchas gracias! Saludos!

Doña Ró, justo acá feliz primavera, noooo, acá es siempre invierno! Jaja. Muchas gracias! Saludos!

Don Camilo, agradezco el comentario!!! Como siempre, un placer que le guste. Saludos!

Doña Tinta, la primavera me inspira (o inspiraba) melancolía. Tenga por seguro que comienza mejor mi primavera que la de los fantasmas del relato. Muchas gracias! Saludos!

Felipe R. Avila dijo...

¡Impecable relato!
Y me parece que en el título("Primavera") está la clave del real y profundo sufrimiento de los fantasmas a los que Neto llama irónicamente "sobrevivientes". Porque ya no habrá nunca jamás un reverdecer, es todo invierno,dice el escritor. No hay esperanzas para los fantasmas, nos cuenta. Y me hizo acordar a una frase de Fontanarrosa:"estar solo no es nada, lo malo es darse cuenta"
Qué de genios salen de Santa Fe,fontanarrosa,Ernesto Parrilla,etc.

Horacio Beascochea dijo...

Dicen que los fantasmas están con quite de colaboración, sucede que, a veces, la realidad asusta más que ellos y su arte está declinando.

Buen relato

Saludos

Mannelig dijo...

¿Fantasmas? ¿Se oyen por ahí los gemidos de Lucio Pérez?

Netomancia dijo...

Don Felipe, muchas gracias! Qué halago eh!!! Bien dicho, es así, primaveras que no volverán, incluida la de la humanidad. Un abrazo!

Don Horacio, la realidad ha elevado el número de fantasmas desempleados!!! Muchas gracias! Saludos!

Don Mannelig, no sabe lo reconfortante que ha sido su comentario. Muchas pero muchas gracias!!!! Un abrazo!

mariarosa dijo...

Todo se termina, hasta el miedo. ¿Y ahora que vendra?

Tal vez el verdadero terror, ese que no conocemos aún...

Buen fin de semana.

mariarosa

Una loca soñadora dijo...

Muy bueno!!!
El miedo se termina cuando creemos que es así!
saludos

Martha Barnes dijo...

yo soy optimista y no creo en la muerte total.
Sólo desaparece el "vehículo" ,me refiero al cuerpo físico, la energía es lo que queda por siempre.No me considero dueña de la verdad pero a mi me alegra pensar así.

Netomancia dijo...

Doña Mariarosa, no saber es siempre la mejor opción. Muchas gracias! Saludos!

Doña Loca Soñadora, bienvenida y muchas gracias! Saludos!

Doña Martha, es lindo lo que dice. Sin dudas que pensar así es muy positivo. Muchas gracias! Saludos!