Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

29 de junio de 2011

La rueda

Kalana y Arturo10 se conocieron en un chat. Felices fueron sus meses de contacto diario, de horas trasnochadas sabiendo un poco más del otro. La alegría de encender la computadora y encontrar aquella alma gemela conectada.
El tiki tiki de las teclas resonando en las habitaciones vacías, con un entusiasmo que crecía en cada nueva charla virtual. La compañía mutua, el consuelo en las tristezas, el milagro de haberse topado un día. El destino, la casualidad, decían.
Pasó un año y decidieron conocerse, romper esa barrera idiomática de ceros y unos, hacer realidad la virtualidad, poder acariciar más que las teclas o el monitor, de verse en pantalla pixelada, de oírse en la lejanía de un par de auriculares.
Kalana se convirtió en María Ana y Arturo se quitó el diez. Los kilómetros que los separaban dejaron de existir, cayendo como una barrera invisible que de pronto los dejaba cara a cara. Y fueron felices, juntos. Hasta que un día se dieron cuenta que ya no tenían de que hablar, que todo lo que sabían uno del otro, se lo habían dicho en esos interminables diálogos por chat.
Los gestos comenzaron a molestar, las actitudes fueron cambiando. El colorido de la vida fue tomando un sepia alarmante. Las caricias se esfumaron, como el calor del café que muere esperando en un bar. El otoño fue más duro, el invierno un crudo verdugo. Y un buen día, todo terminó. El dolor hizo las valijas, sin un adiós.
Otra vez las habitaciones solitarias, luces ténues y heridas en el corazón. El pasado asaltando el vacío, ocupando el espacio de aquella constelación llamada amor. Y casi sin pensarlo, volvieron a las viejas salas de chat, tanteando con cuidado, evitando ser tentados por el abismo otra vez.

Male_C y Lalo se conocieron en un chat. Felices fueron sus meses de contacto diario, de horas trasnochadas sabiendo un poco más del otro. La alegría de encender la computadora y encontrar aquella alma gemela conectada. 
El tiki tiki de las teclas resonando en las habitaciones vacías, con un entusiasmo que crecía en cada nueva charla virtual. La compañía mutua, el consuelo en las tristezas, el milagro de haberse topado un día. El destino, la casualidad, decían, sin saber que en una vida virtual anterior habían sido Kalana y Arturo10.

El destino, la casualidad. La eterna rueda que gira sin que podamos hacer nada al respecto.

19 comentarios:

HUMO dijo...

Por eso no hay nada mas lindo que la piel, que el contacto natural, que el amor de frente.
Las relaciones virtuales deben conservarse vírgenes, hermosas, llenas de fantasía e idealización, es el azúcar para la mente, no para el corazón.

Muy bueno! Buenas noches Netito :)

=) HUMO

CALIGULA dijo...

Conozco a un Arturo 10.

Netomancia dijo...

Doña Humo, si, quizá no todas terminen así, es como la vida misma, uno nunca sabe que camino tomará. Muchas gracias! Saludos!

Don Calígula, salvo el penúltimo párrafo, yo también. C'est la vie. Un gran abrazo y que la pelota no siga doblando!

Mixha Zizek dijo...

Estoy de acuerdo totalmehte con Humo, para mi no hay nada mejor que la piel, es irremplazable. El mundo virtual forma parte de un compartir y conocer y para muchos saber que escriben y como son las mentalidades de otros países (hablo a forma personal)

Interesante entrada, el eterno círculo, me gusta mucho el relato, besos

Netomancia dijo...

Doña Mixha, muchas gracias. Lo virtual suele a veces ser tan tangible como lo real, depende de cada uno. Del valor que se le de. Las decepciones pueden venir de una relación así como una normal, conociéndose en el bar de la esquina. Es la gente la que falla, no los modos de contacto. En mi opinión, claro. Gracias otra vez! Saludos!!!

Lillie dijo...

He sido una "Kalana" varias veces en mi vida ....

Me gusta tu blog.

Felipe R. Avila dijo...

¡Uh,qué mala suerte la de Kalana!...¡otra vez tener que soportar al aburrido de Arturo con sus silencios insoportables cuando parece no tener nada que decir!
Pero Arturo me dijo hoy por chat:
"Ya me di cuenta que es ella y no me importa, la quiero volver a ver!"...

Con tinta violeta dijo...

Ya ves Neto, tu historia viene a corroborar esa idea de que "el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra", ja,ja!!
Coincido contigo en que las decepciones personales suceden independientemente del medio, ya que están ligadas a nuestras percepciones, a lo que esperamos del otro y lo que nos llega de él y viceversa.
Lo virtual está para establecer unas relaciones que de otro modo no se hubieran dado en la vida por la distancia física.
Me encantó la historia.
Besos!!!

Netomancia dijo...

Lillie, bienvenida al blog! Muchas gracias por tu comentario.

Don Felipe, me encantó eso que le dijo Arturo. Es algo que pensé en el relato: ¿Y si alguno ya sabe quién es el otro? Un abrazo!

Doña Paloma, lo virtual acorta distancias, claro que si. Es un avance y no un retroceso. Claro, dependerá luego que haga cada uno con eso, no? Gracias! Saludos!!!

Palabras como nubes dijo...

Mirá vos... ¿Se habrán vuelto a encontrar cara a cara? Y si lo hicieron ¿se habrán dado cuenta qué fue lo que no dieron la primera vez, como para terminar separados? Porque algo les faltó dar -y recibir- cuando dejaron de lado la virtualidad... Quizá para algunos lo mejor sea el anonimato de la pantalla, por más que haya auriculares e imágenes pixeladas.
Me gustó la historia, Neto :)

J&R

Mariela Torres dijo...

Yo conocí a mi amor por el messenger de Hotmail (al fin y al cabo, un chat también) y cuando nos conocimos personalmente nos dimos cuenta de que teníamos muchas más cosas de qué hablar.

Tus personajes me hacen pensar que no es que haya mucha gente en Internet, es siempre la misma que está en todos lados.

Saludos.

Norma Ruiz dijo...

Neto:
¡creo que hay muchas Kalana y Arturo10,
en todas las relaciones humanas¡ me encanto el relato.
besos

Camilo dijo...

Un destino que quiere jugar un poco. Y una relación que se desgasta en las teclas, a la que ya no le queda nada para el encuentro real.
http://idasueltas.blogspot.com/

mariarosa dijo...

¡¡Estaban destinados!!

Son muchos los que se enamoran por chat, y como en todas las situacions donde hombres y mujeres se encuentran... a veces sale bien... otras no tanto.

Un beso Neto.

mariarosa

Netomancia dijo...

J&R, es buena tu pregunta, habrán tenido una segunda oportunidad? Habrán podido superar lo que antes no? Gracias por comentar! Saludos!

Doña Mariela, que idea esa, bastante particular, da para un escrito. Somos pocos y nos conocemos pocos ja. Es bueno saber de un ejemplo sobre un amor de este tipo, que va de maravillas. Gracias! Saludos!

Doña Norma, creo lo mismo, en todas todas. Gracias! Saludos!

Don Camilo, enumeraste dos certezas, sin dudas. Gracias! Un abrazo!

Doña Mariarosa, si, el destino se empeñó con ellos o como dice Mariela, son pocas las personas en internet ja. Gracias! Saludos!!

SIL dijo...

El destino junta y/o separa a las personas, sin importar con qué medios y cuánto hagan ellas por evitarlo.

:))))

Abrazo muy grande y real,


SIL

Calavera dijo...

Jejeje Está buenísimo, Neto!!! :D

carlos de la parra dijo...

Ciertamente que las relaciones de redes sociales tienen sus protocolos y sus ventajas.
Disfrutas la charla y te evitas todo riesgo del contacto con extraños.
Siempre me ha gustado éste tema, y por ahí alguna vez escribí alguna versión de relaciones superficiales y sus ventajas.
Incluso llego a pensar que un astro de la vida social cultiva tener relaciones superficiales con todo mundo, limitando el contacto exclusivamente a lo agradable.

Netomancia dijo...

Doña Sil, ya lo creo! Muchas gracias! Saludos!!!

Don Calavera, muchas gracias!!!Un abrazo.

Don Carlos, muchas gracias por el comentario y su punto de vista. Y bienvenido al blog también. Saludos!