Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

10 de mayo de 2010

La mafia en tiempos de crisis

El más rufián de los Vittorio, Alejandrino, se paseaba por la sala grande la mansión, de un lado a otro, nervioso.
- ¿Dónde está Totino? - preguntó por enésima vez.
Ni Carlo ni Luca abrieron la boca. El silencio fue suficiente respuesta... una vez más.
Nicola, el hermano de Alejandrino agonizaba en la clínica. Su madre y su esposa lo acompañaban en las horas finales. Pero los Vittorio eran reacios a la muerte y Alejandrino quería la vendetta.
- ¿Luca, estás seguro que Don Marino habrá entendido el mensaje? - preguntó el enorme italiano, que seguía moviéndose por la sala.
- Il capo mío, seguro, seguro. Le envíe la cabeza del chofer en una caja envuelta con una cinta de celofán rosso.
Pero la sangre del agresor no era suficiente. Lo que deseaba era la cabeza de Don Marino.
- ¿Carlo, enviaste las flores como te pedí?
- Il capo mío, por favor, como puede pensar que no lo hice. Por supuesto, cinco palmas, las más grandes de la florería, con el nombre de Don Marino y la fecha de esta noche en letras doradas.
- Bene, bene... Luca, por favor, la libreta telefónica.
Salió presuroso Luca, dejando caer en el camino su sombrero. Volvió de la habitación contigua con la pequeña libreta de tapas duras, recubiertas con fino cuero.
Alejandrino la tomó frunciendo el ceño y bastante malhumorado buscó el número de Don Marino. Tomó el teléfono; con el tubo del mismo en la mano, volvió a preguntar:
- ¿Y Tonino, dónde está?
Ante la muda respuesta que tanto lo perturbaba, desvió la mirada y se concentró en la llamada. Digitó los números y la línea comenzó a sonar. Esperó con paciencia, mientras pensaba en Nicola agonizando.
Del otro lado de la línea, alguien levantó el receptor del teléfono. Alejandrino no esperó que le hablaran, elevó la voz primero.
- ¡Don Marino, figlio di puttana, sabe quién le habla, sepa que no me quedaré de brazos cruzados. Los regali que hoy le llegaron tan solo son el aperitivo. Esta noche lo vado a mangiare con cuchillo y tenedor! ¿Capito? Esta noche... ¡usted è morto!
El golpe del teléfono sobresaltó a los dos secuaces, que no obstante, permanecieron en silencio y lo más alejado posible de su jefe.
Alejandrino arrojó la libreta contra el cuadro en el que se lo veía sentado al volante de su primera Ferrari. Carlo fue corriendo a levantarla del suelo.
- ¡Qué la dejes ahí! ¡Al diavolo con l'ordine!
Carlo se detuvo en seco, con más miedo que obediencia.
Alejandrino volvió a preguntar:
- ¿Tonino, dónde está?
Los dos pistoleros se miraron entre si. Lo único que deseaban era estar en cualquier lado, menos allí. Hasta hubiesen preferido salir a buscar a Tonino, al menos para meterle un par de balazos en la cabeza si acaso lo encontraban.
Pero en ese preciso momento se abrió la puerta principal de la sala y viniendo del vestíbulo entró Tonino, como si nada, alisándose las arrugas de la camisa y sonriendo como un imbécil, como era su costumbre.
- ¡Ragazzi, così come sono! ¡Eh Alejandrino, come è tuo fratello!
Los tres pares de ojos que lo miraban lo hubiesen fulminado tan solo con la vista, pero como Tonino ahora estaba observando cierta mancha en sus zapatos, quizá de paloma, no comprendió el odio de los presentes y en lugar de callar la boca, arremetió diciendo:
- Ah signore, lo que me pidió esta tarde: Impossibile.
El rostro del Vittorio que no agonizaba se asemejó al de uno a punto de estarlo. No solo era la indiferencia con la cuál Tonino le estaba diciendo que no había podido arreglar el asunto por el que toda la tarde lo había estado esperando, sino esa palabra determinante y concisa con la que había cerrado su oración.
- ¿Come impossibile? Tonino... ¿come impossibile?
Carlo y Luca retrocedieron prácticamente hasta esconderse detrás de las cortinas. Los ojos desorbitados de su jefe eran pretexto suficiente para buscar un refugio. Atónitos veían a Tonino, ahora pasándose un peine por el cabello siempre desprolijo, mientras utilizaba el reflejo de una de las puertas de vidrio de la biblioteca para guiarse.
- Si Alejandrino, impossibile. El asesino esta noche no puede. Tiene otro lavoro. Pasquale lo mandó a matar a la esposa o a la amante, non riesco a ricordare. Pero escúcheme, ascoltami bene. Tonino logró que si no podía esta noche, domani le hiciera cinquanta per cento di sconto. ¿Eh, que me dice capo, no estuvo bene Tonino?
Mientras a sus espaldas las cortinas se abultaron, escondiendo dos cuerpos temblorosos, Alejandrino arqueó las cejas, incrédulo de lo que había escuchado y prácticamente sin darse tiempo a respirar, preguntó con su áspera y potente voz dirigiéndose a Tonino, todavía con el peine en mano:
- ¡Cinquanta per cento di sconto! - se pasó la mano por la boca, pensativo - ¡Carlo! Rápido, la libreta.
Y con libreta en mano, marcó nuevamente el número de Don Marino.
- ¿Si, Don Marino? Cómo le va, Alejandrino. Si, Vittorio, el mismo. Si, a ver si me escucha. Mire, todo lo de esta noche. Un malentido. Lo dejamos para domani. Si, ya se que las flores tienen la fecha de hoy. Pero usted no sabe... Si. Domani entonces. Si, non preoccuparti. Domani lo amenazamos di nuovo así no se olvida.

9 comentarios:

SIL dijo...

Esta sería sería una versión
kasi kasi kuasi !!
argentinizada año 2010 de una escena álgida de EL PADRINO (con música de fondo y toooodo) filmada en ...
¿come si dice in italiano casa rosa?
:))))

No te tenía en siciliano, muy bueno lo tuyo.

Un beso,Netito

SIL

d80 dijo...

jaja non ti preoccuparti, c´è la vita....
questa è la brutta realtà che tutti conosciamo...
un grosso bacio!

Con tinta violeta dijo...

Fantastica storia!!! Neto, in attesa di una vendetta vera, e vedere dove la mafia ha trovato un "mago della finanza" e, naturalmente, "la pasta è la pasta" ...ja,ja...
Me ha recordado una historia divertidisima de un humorista de aquí, Gila, en la que vestido con el uniforme de soldado pacta con el enemigo...por teléfono:
Gila queda por teléfono con el enemigo- You tube.
La mafia: uuuyyyy guardare il vostro passo :):):)


Besos

HUMO dijo...

Jajajaj me rio de la genia de Sil, muy bueno!
Se va a seguir luciendo?
Un cuento mejor que el otro!

Mil besos y buenas noches Don Neto!

=) HUMO

Netomancia dijo...

Doña Sil, usted dice que si escribo un cuento sobre el KKK también podría aggiornar la historia y vestirlos con batas rosas y en lugar de incendiar cruces los hago enviar piqueteros golpeadores? Angentinizamos todo entonces jaja! Gracias. Saludos!

Diego, te salió el italiano de adentro, tus antepasados se han hecho presente! Muchas gracias amigo, un abrazo!

Doña Tinta, por supuesto que conozco a Gila ("¡qué se ponga"!), me reía mucho con él de pequeño, aquí lo solían pasar en algunos canales. Un grande del humor, sin dudas. Hace unos meses en TVE vi una especie de programa especial sobre él, justamente pasaron un fragmento de ese diálogo en plena guerra tan recordado. Gracias. Saludos!

Doña Humo muchas gracias! Si, pero no se ría mucho, que los K la van a meter presa o var a ejercer presión para que no le miren el blog jaja. Saludos!

La Tomata dijo...

Y que parezca un accidente!! jeje!!
Un genio Neto!!! Te vuelvo a re preguntar, de donde sacas tanta imaginacion y variedad??!!
Genial relato!!!

Saludines!!

Netomancia dijo...

Doña Daina Tomata, no puedo decirle mi secreto, sino tendría luego que matarla. ¿Capishe? Ja. Saludos!!!

mariarosa dijo...

¿Cosa diche?

Bien Neto, un buen cuento y con humor. Un baccio e arrivederchi.

mariarosa

Miguel Ángel Rodríguez dijo...

Sehr gut! Dein schreibe es ist schön, sorry for my bad English