Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

12 de febrero de 2010

En el sueño me llamaba Alberto

Veintiuno llamó el doctor asomando la cabeza en la sala de espera. Se puso de pie un hombre y le estrechó la mano.
Cerraron la puerta y quedaron a solas en el pulcro consultorio. Tomaron asiento, cada uno de un lado del escritorio, quedando frente a frente. Distendidos luego de un breve comentario sobre la familia, el profesional hizo la pregunta de rigor: "Qué lo trae por aquí".
Allí la amistad se convertía en confianza, en la posibilidad de transmitir aquello que lo apenaba a un ser con capacidades de poder ayudarlo. O al menos, intentarlo.
- Verá, he tenido sueños recurrentes, más que sueños, pesadillas. Es una realidad muy absurda y me asusta.
- Cuénteme.
- En mis sueños nuestros nombres son otros, por ejemplo, en el de anoche, Mil quinientos treinta y cinco me llamaba "Alberto".
- ¿Alberto?
- Si, cómo lo escucha "Alberto" y lo que es peor, a ella le decía "Clarisa".
- ¿Pero... de dónde ha sacado eso?
- No se, no entiendo esa sucesión de letras y la fonética resultante sencillamente divide mis pensamientos.
- Señor Dos millones trescientos veintiuno, estamos ante algo raro, una especie de alucinación en sueños... ¿me dice que es recurrente? ¿Ha estado en contacto con algo fuera de lo normal? ¿En su trabajo está todo bien? ¿Con la hermosa Treinta y cinco, y disculpe que la nombre por la decena, ha tenido algún tipo de problema?
- No doctor Seiscientos, he repasado todo ello antes de decidirme a venir. Me sustrae esta situación. Por momento me siento al cubo, totalmente perdido. Me levanto buscando la raíz cuadrada de algo que con certeza, no lo tiene.
- Tranquilícese estimado Veintiuno, que todo tiene solución, usted lo sabe. La ecuación no debe ser tan difícil, seguramente estamos pasando por alto algún factor. Podemos elaborar conjeturas e intentar deducciones, pero para un axioma del caso debemos proceder con estudios rigurosos.
- Para llegar así a conclusiones definitivas...
- Usted lo ha dicho Veintiuno. Así es. Le daré un turno para el próximo Cinco, para no perder tiempo. Empezamos desde cero hasta infinito si hace falta. Con lógica y método llegaremos a la resolución de su problema.
- Doctor Seiscientos - dijo el paciente levantánde y estrechándole nuevamenta la mano - le agradezco la tranquilidad que me da, descarto que llegaremos a redondear lo que sucede.
- Con seguridad - ratificó el doctor mientras lo acompañaba hasta la puerta. Lo despidió y la cerró con cierta inmediatez.
Nervioso, volvió a su escritorio. Jugueteó con las manos y garabateó fórmulas sobre un block de notas, como hacía cuando pensaba. Pero por más que se esforzaba, no podía ocultar el miedo.
La suma de las últimas consultas multiplicaba sus dudas. Una centena de pacientes con el mismo sueño recurrente y lo peor de todo, lo que más le restaba fuerzas a su habitual seguridad, era que había comenzado a soñar lo mismo.
Algo estaba sucediendo y no tenía buena perspectiva. ¿Y si los sistemas numéricos estaban derrumbándose? ¿Y si la realidad como la conocían desaparecía así como por arte de magia? Dudaba de lo abstracto, pero los vectores eran ineludibles. ¿Alberto? ¿Clarisa? El solo pensar esos ininteligibles términos le provocaba naúseas.
No sabía que sombras acechaban sobre el mundo que conocían, pero de algo estaba seguro. Atrás de todo debían estar los adoradores de la numerología. ¡Malditos herejes! ¿Qué pacto se guarecía detrás de tan macabras visiones? Acaso el Número Positivo al fin era derrocado por el Número Negativo. ¡No, por todos los números, que no se diga tal cosa!
No ganaba nada allí sentado. Volvió a la puerta. La vida continuaba, en forma atormentada, pero continuaba.
- ¡Señora Cuarenta y cinco! - dijo jubilosamente - Siempre tan coqueta usted.
Y la invitó a pasar, dejando por el momento de lado la inquietud que lo carcomía por dentro.

21 comentarios:

SIL dijo...

Mirá Neto, voy a tratar de expresarme con exactitud…
Yo no quiero sumar mayor confusión a ésto, pero en fracción de segundos,
mi cerebro (que ya está reducido a menos cero, por haber nacido mujer) me quedó dividido en infinitas dudas.
No puedo resolver la incógnita, aunque admito que el relato en su conjunto está genial.
En fin, cierro el círculo de este comentario pidiéndote que le restes importancia a mis limitaciones, dándole el valor que corresponde a mi esfuerzo, dado que menos, es nada...
:O

SIL

Eva dijo...

Me mataste con "disculpe que la llame por la decena" jajaja. Es verdad, los numerólogos son unos herejes, ¡Al infierno todos ellos!
Un abrazo

Sofy M dijo...

SIL:Que quisite dicer con esto:"mi cerebro (que ya está reducido a menos cero, por haber nacido mujer)"

SIL dijo...

Voy de nuevo porque ni con la resolución de pantalla al 200% le acierto a las teclas, che.


SOFY M:

El autor en este relato utiliza términos matemáticos todo el tiempo.
Le hice un comentario tratando de emular el estilo.
En general, le hago chistes, porque le tengo confianza.
Vos no me conocés, pero él sí, y seguro va a entender la ironía de esa frase...

Lo que quise decir en :

mi cerebro (que ya está reducido a menos cero, por haber nacido mujer)"

fue NADA, porque hice una broma machista utilizando los vocables REDUCIDO-MENOS Y CERO, para hacer juego con el juego matemático que propone el caballero que firma la entrada.

Espero haber satisfecho tu duda.

Un gran abrazo.

SIL

SIL dijo...

Léase : vocablos no vocables...

PERDÓN...NO VEO UN CARAJO...

Netomancia dijo...

Doña Sil, no se me ahogue en un hectolitro de agua por favor, verifique las variantes y haga borrón y cuenta nueva! Saludos!

Doña Eva, ud lo ha dicho, al demonio con todos los numerólogos... no, espere, menos con los que nos pueden decir que sale en la quiniela el lunes! Gracias! Saludos!

Sofy M, hola! Un chiste de doña Sil. No es Corona ni Landriscina, pero me causó gracia. Saludos!

Doña Sil bis, al 200%??? Vaya YA al oculista no importa que sea fin de semana, total el oculista no debe pegar un ojo! Jajaja. Malísimo.

Felipe R. Avila dijo...

Estimado señor 27.453.894:
quiero decirle públicamente que
me encantó el planteo de
este cuento, que es breve pero se abre al final:
¿acaso no estamos en este siglo nuevo propensos y atentos a que algo salga mal, a que algo nos dañe
o a las
(en esta época muy comunes )conspiraciones?
Y mientras ese "algo" comienza a suceder, ya puede veintiuno dormirse tranquilo en los laureles de la confianza por la Medicina, pues hasta seiscientos ha comenzado ya a soñar.
¡Muy bueno,che!
Te felicita tu amigo:
catorce millones trescientos treinta y un mil...etc.

Con tinta violeta dijo...

Ja,ja,ja Neto. El cuento fabuloso, la imaginación desbordante. Esto solo pudiste escribirlo durmiendo, ja,ja al menos lo parece. Creo que la solución para el pobre doctor numérico esta en los infinitésimos, ya sabe Un infinitésimo es una función que tiene la característica que cuando x se acerca a determinado valor, la funcion se acerca a cero, ja,ja.
Me has recordado mis tiempos de estudiante y lo poco que me gustaban las matemáticas...
Besos
Paloma.
PD. Dígale a doña SIL, que unas gafas de aumento para ver mejor la pantalla, le vendrán bien, ya que a una bella mujer, solo la pueden hacer "mas interesante e intelectual"...yo ya me las puse...(ya le pondré algo en su blog, ja,ja)

SIL dijo...

:D

el oso dijo...

La tentación de mandar números por todos lados es irresistible, amigo Neto, pero lo voy a hacer una sola vez: este cuento tiene tanta riqueza interpretativa como pueda imaginarse.
Abrazos

Paul Grill dijo...

No lo entendí, ni usando una calculadora jajaja nunca me llevé bien con los números jaja
Che te estas volviendo loco? Te avisaron ya? Te va a pasar como a Mort Rainey...ojo

Viviana dijo...

Existen sólo 10 tipos de personas: los que entienden los números binarios y los que no.
No pude evitarlo!
Besos

Netomancia dijo...

Don Felipe, no, ese número es para alguien más joven, yo soy de la línea 26 millones. La idea de este relato es que pensemos en una civilización con conceptos totalmente opuestos al nuestro y que les pase algo así, como si por ejemplo, a nosotros hoy nos vienen con que no se usan más las letras y todo se rige por números. Sería totalmente desorientador. Era una idea que tenía en la cabeza hace tiempo, que al fin salió a la luz. Un abrazo!

Doña Tinta, lo difícil de escribir dormido es encontrar la hoja después y ni le cuento la lapicera jajaja. Debo reconocer que es bastante irreal, es cierto, pero es lo lindo de lo fantástico. A doña Sil le vamos a tener que comprar una lupa, en lugar de intelectual que se parezca a un detective. Saludos!

Don Oso, muchas gracias. Más arriba opino sobre mi interpretación, creo que si los sistemas de comunicación variaran, estaríamos algo asustados, más si lo soñamos con anticipación. Un abrazo!

Don Grill, leelo contra un espejo, vas a ver que fácil se entiende. Y portate bien o terminás debajo del maiz. Firmado, Mort Rainey.

Viviana si y de esos diez, cinco son la mitad. Son increíbles las matemáticas! Ja. Saludos!

Lisandro dijo...

Bueno, bueno bueno... si el mundo seria así, yo estaria Re-probado... como me la complicaste Neto, cuanta confucion en este cuento... me lleve matematicas todos los años de secundaria, y hoy me hiciste recordarla con una ALEGRIAAAAA.... jajaja...

Hablando enserio, muy original, muy tuyo, tiene tu escencia amigo, me gusto a montones!!! un abrazo!

d80 dijo...

tremendooooooooooo!
que buen relato Neto!
Por algo siempre las letras me gustaron más que los números!!! El sistema numérico, exacto y perfecto también puede derrumbarse! Este texto, puro sci fi, tiene millones de lecturas, o es un parecer mío?
que bueno Neto, por favor!
que bien retratada que está la soledad de los sitemas numéricos que atan a estos pobres personajes que no pueden comprender que significan esas sucesiones de letras q forman nombres.
abrazos!

Martín dijo...

Odio los números, pero tu relato me pareció absolutamente ocurrente y genial! Buenísimo Neto! Un abrazo

Mannelig dijo...

Lleve a cabo inmediatamente acción ejecutiva logarítmica sobre individuos ajenos a ecuaciones de Taylor y MacLaurin.

Luis dijo...

No entendí absolutamente nada. Lo siento.

Netomancia dijo...

Lisandro, viste, las matemáticas te persiguen fuera del colegio y en forma de relato! Corre Lichi, corre. Jaja. Gracias, un abrazo!

Dieguito, no hay nada exacto ni nada perfecto, algún día las matemáticas verán caer el velo de la verdad jajaja. Vivan las letras! Un abrazo!!!

Martín, gracias entonces, al menos no despertaron tu odio! Te mando un abrazo! Me alegra que estés actualizando bastante seguido tu blog!

Sir Mannelig, temo represalias. Mejor me convierto en un cero a la izquierda. Saludos!

Don Luis, la sinceridad ya de por si es valorable y se agradece. Un abrazo!

HUMO dijo...

Que placer mas absoluto es leerlo Don Neto!
Que bella forma de recibirme, gracias y felicitaciones por sus merecidos logros!

=) HUMO

Netomancia dijo...

Doña Humo, bienvenida al ruedo después de las merecidas vacaciones! Gracias por estar nuevamente por aquí! Saludos y mil gracias!!!