Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

19 de octubre de 2009

El dibujo de tiza

Jugando juntó sus cosas del suelo y riendo contrarrestó el enojo del guardia. Lo miró sobrándolo, no de frente, sino de reojo y trotando se marchó calle abajo, haciendo oír por sobre el ruido de los coches su carcajada, tan sonora como falsa.
El guardia limpió como pudo el lugar que antes ocupaba el vendedor ambulante. Con sus zapatos negros pateó hacia la calle restos de lo que parecían, eran pequeños huesos trabajados con detalles.
Pensó en llamar a la chica que limpiaba dentro del local comercial que lo contrataba para cuidar la seguridad y el orden, pero supuso que tampoco era para tanto. Apenas unas pequeñas cosas que el vendedor había dejado, que bien podía sacar del paso sin inconvenientes.
Solo una cosa no pudo quitar. Un dibujo en tiza de color que había hecho sobre la vereda. Era un dibujo pequeño, de no más de quince centímetros de alto por diez de largo. Sin agacharse no podía identificar que era. Tan solo veía un manchón celeste, verde y rojo, con algo de amarillo en el centro.
Acercó un poco más el rostro, doblando la espalda. Aún no divisaba lo que era. Se arqueó más y nada. Otro poco y... no sintió nada, tan solo el aire frío que lo llevaba hacia el dibujo y luego lo devoraba.
Carmencita salió a buscarlo porque el patrón lo necesitaba dentro del local. Pero no lo encontró afuera. Le preguntó al vendedor ambulante que estaba a un lado del negocio, pero este, desde el suelo donde estaba sentado, negó haberlo visto con un simple gesto de su cabeza mientras entre sus manos tallaba un pequeño hueso con una navaja afilada.

24 comentarios:

d80 dijo...

la curisosidad mató al gato o al vigilante?
jejeje si hasta puedo escuchar las carcajadas del vendedor ambulante mientras se retiraba jejeje que buena dimensión paralela le plantaron al pobre vigilante!!!!
grande Neto!

mariarosa dijo...

Mmmmm....!!!
¡Que bueno!!
La literatura fantástica y vos van de la mano, te dejo un saludo y admiración.

mariarosa

Luis dijo...

Bueno, la curiosidad a veces nos puede llevar tan lejos que se nos pierde de vista. Muy bueno.

Anónimo dijo...

Romanos 10. Si confiesas con tu boca que Jesucristo es tu Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salv@.

SIL dijo...

No hay peor daño que el que te pueda hacer una persona RESENTIDA.

Magia, ficción, brujería, como quieras llamarlo, hay mucho de real en este relato, si me dejás leerlo entrelíneas.

Un abrazo, hermanito.

Lisandro dijo...

aterra, diden que la realidad superan la ficcion, si bien, es un cuento de ficcion te hace vivir en una realidad!!! un fuerte abrazo, me encantó!

Mannelig dijo...

Qué bien te sale; en docena y media de frases queda todo descrito, todo contenido...

Martín dijo...

Bien Neto incursionando en lo que es casi una microficción. Una especie de mancha voraz, tierna como el dibujo de un niño jugando a la rayuela. Muy bueno!

Con tinta violeta dijo...

Impresionante.
Me gusta la sensación de frío que produce al leerlo.
Se ve que este género de relatos lo controlas muy bien.
Un aterrado saludo.
Besos
Paloma.

Alba dijo...

precioso blog...te espro...saludos

Harold Diaz dijo...

Grandioso, me encantó, de niño yo pintaba con tiza las aceras. Aunque mis dibujos eran menos efectivos que los de tan buen personaje.

Saludos!

Felipe R. Avila dijo...

Neto, en serio, ya estás para el premio Hugo...

Una duda: los huesitos son escupidos por la mancha voraz y por eso el guardia encuentra tantos al principio y el está tallando uno nuevo...¿¿¿del guardia???
Responda, por favor.
Felipe

HUMO dijo...

Tremendo!!!!!

Me encantan cada vez mas tu tremenda imaginación!

cariños!

=) HUMO

Netomancia dijo...

Dieguito, sabés que al vendedor ese me lo imagino con pinta de Fidel Nadal jaja. La curiosidad matará al mundo, amén. Un abrazo!

MaríaRosa muchas gracias por tus palabras! Saludos!

Luis, así es. A veces nos puede sorprender, como a este pobre vigilante. ¿Seguro contra dibujos tendría? Saludos!

Anónimo, no voy a confesar nada canejo, además los romanos no eran diez, vi el partido el otro día y Lazio terminó con once. No me venga con cuentos no me venga. Y como dijo Braulio en Cartas escuchando Almendra 12, si firmás, hacelo de frente o quedás como un demente.

Doña Sil, deje de leer entrelíneas, que por acercar mucho la vista, se la va a tragar la pantalla del bicho informático. Saludos!

Lisandro, tu comentario me asusta, no me vengas ahora con que fuiste una víctima de un dibujo de alguna vereda villense??? Decime cuál, así no paso! Un abrazo!

Don Manneling, muchas gracias. Es que por docena me hacían precio :) Saludos!!

Martín, sabés que me diste una idea o al menos otro final, ponele, al final la empleada en lugar de ver al vendedor ve en el piso el dibujo en tiza de un vigilante. ¿Queda bien, no? Un abrazo!!!

Doña Tinta, no se vaya aterrada por favor! Y vuelva pronto. Slaudos!

Alba, muchas gracias. Suerte con tu blog! Saludos!

Harold, por casualidad también salís a vender cosas a la calle? Estás seguro que tus dibujos no tomaron desprevenidos en tu barrio a otros chicos curiosos? Mmmmm, yo que vos averiguaría. Un abrazo.

Felipe, ud dice un premio del programa del Magic "Jugando con Hugo"?? No, no creo que me den a la rubia. Jaja. Lo de los huesitos lo pensé por ese lado, pero no le di muchas explicaciones porque quería un remate del cuento bastante abrupto. Pero si, yo lo entendería de esa forma. Aunque fijate la respuesta al comentario de Martín y decime si no es lindo también ese final. Te mando un abrazo! ¿Ya funciona el reloj?

Doña Humo! Ud dice tremendo y me hace acordar al grupo de música jaja. Yo era muy chiquito, conste. Gracias por sus palabras! Saludos!

Lisandro dijo...

Neto, no te preocupes, no fui victima de nada..... eso si, eh andado por algunas veredas villenses, y siempre aparece escrito algo raro o dibujor raros... la gente es maldita y que las hay las hay!!! jajaj.... un abrazo!

Posmoderna dijo...

Netomacia! que macabro! cada cuento supera al otro, me pones los pelos de punta!

saludos.

Netomancia dijo...

Lisandro, ahora si, me quedo más tranquilo. Igual, no te fies de esos dibujos. Un abrazo!

Posmoderna, muchas gracias. Y ahora si, peinate. :) Saludos!

leoriginaldisaster dijo...

este relato es maravilloso neto
me ha encantado:)
un abrazo!

Felipe R. Avila dijo...

Neto, esta bien ese premio,no lo había pensado,che.
Pero yo me referia al "Premio Hugo", el más grande galardón a la obra de ciencia ficción, lo dan(o daban,no se ahora) en EEUU y es en homenaje a Hugo Gernsback (o algo así el apellido).
Es decir:
usted ES LO MAS DE LO MÁS
EN CIENCIA FICCION,FANTASIA, CUENTO FANTASTICO Y SI ME APURA, TAMBIÉN EN REALISMO MÁGICO!!!
¡¡¡¡FELICITACIONES,CHE!!!.
Su admirador porteño:
Phillipus.

Martín dijo...

Neto, es una buena variante para el final. Aunque creo que el que pusiste inicialmente está muy bien! Saludos

Carla dijo...

Que impresión ese final! Muy original tu ciento.

HUMO dijo...

Tenés razón jajaja suena tremendo, con ese ritmo loco te estas divirtiendo, me vas a enloquecer...jajajaj pero si te viene como anillo al dedo!!!!!
Muchachas y muchachos, suena tremendo...jjajajajajaj eran de cuartaaaaa, pero se me pegó, Neto, te odio, hoy la tendré en la cabeza un buen rato y me cortaré las venas con una galletita!

=) HUMO

Netomancia dijo...

De cuarta y le está regalando méritos jajaja. Vio mi maldición, sin siquiera quererlo, la obligo a memorizar canciones diabólicas ja!

El loco corneta dijo...

Che la rubia del premio Hugo no es mala idea jaja muy buen relato! Magistral y perfecto para un corto,saludos desde py