Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

20 de mayo de 2009

A nadie le importó

El ídolo cayó en desgracia la tarde en que se descubrió su relación con aquella mujer que había sido arrestada por tráfico de drogas.
No sirvieron las explicaciones, la prensa lo condenó y la opinión pública lo envió al olvido. Nadie lo oyó suplicar indulgencia ni lo vieron llorar a escondidas en los bares de su barrio.
Se internó en la bebida y se marginó del día. Así vivió sus horas, sin las mieles de la gloria ni las sonrisas del éxito.
Murió entre lágrimas, no por la idolatría perdida, sino por su madre condenada. Pero a nadie le importó.

17 comentarios:

Alejandro Ramírez dijo...

Corto y contundente, al corazón.

Magah dijo...

Bueno, me voy con la cabeza gacha...
Algunos finales son verdaderamente tristes.

Impecable en tan pocas palabras.

Sil dijo...

Uy ,no me lo esperaba.!!!!
Y eso, que entro siempre bien armadita....
Rápida y mortal, como la peli.
Bravo, Sr. Misterio.

BESOS ADICTOS.

el oso dijo...

JA! Excelente Neto!!! Al mejor estilo... No deja respirar tranquilo ud...

Severi dijo...

soberbio! me encantó esta parte:"Así vivió sus horas, sin las mieles de la gloria ni las sonrisas del éxito." abrazo.

Cecy dijo...

Muy buen escrito, corto, certero.
Y sobre todo contundente en su contenido.

Besos.

Carla dijo...

Que triste neto... en este mundo se señala mucho con el dedo, se culpa, se condena, y se mira para otro lado... y eso es terrible. ¿Quien nos creemos que somos para juzgar? O a caso alguien nos dijo que somos mejores que el otro?
No, somos peores

Luís dijo...

Es difícil tomar aire cuando un texto tiene este estilo y este calibre.
Gracias por compartirlo.
PAZ

Netomancia dijo...

Alejandro, gracias por comentar y estar siempre pendiente de los nuevos relatos.
Magah, gracias! Hay una tendencia a que los finales sean felices, en mis relatos, en la vida misma.
Doña Sil, la agarré distraida en otros temas, por eso se sorprendió!
Don Oso, a ver inhale, exhale, respire tranquilo por favor...
Marcos, muchas gracias!
Cecy, gracias por el comentario!!
Carla, es cierto, para juzgar somos mandados a hacer, pero para ser...
Luis, un elogio muy bien recibido, gracias!

roxana dijo...

Guau! Que fuerte y triste!!! Y pasan, hay seres humanos que viven asi y el precio de la condena a la soledad! Abrazo, gracias por estar en mi blog, de ahi pude cnocerte. Roxana

SOL dijo...

Es que algunos idolos.. lamentablemente solo importantan cuando estan alla arriba...
Pero cuando caen en desgracia, todos las personas que tenia cerca... se alejan!!!
Es cierto... a nadie le importó!!!
Buenísimo!!!
Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

Naty dijo...

Terriblemente sorprendente y absolutamente atrapante! La madre es la madre no, y aquí queda perfectamente claro. Me encantó el relato. Tiene tanta fuerza como rigor, y tanta tristeza como amor. El amor de un hijo. Se conjugan el dolor de la soledad, la impotencia de la injusticia, las debilidades humanas asi como las mayores bajezas, el poder del prejuicio. Es perfecto Neto. Felicitaciones. Aplausos gran cuentista!!

Sil dijo...

AFUERA HERMANO NETO
SOMOS UNOS PERROS...
LO QUE SE DEBEN ESTAR RIENDO LAS GALLINAS ....

HUMO dijo...

Eres impecable y desvastador!

=) HUMO

d80 dijo...

duro como la vida misma, certero y exacto como la realidad.
nadie pudo ver en el fondo de esas lágrimas, nadie entendió su porque.
excelente neto, con pocas palabras vas derecho al centro de uno.
abrazos!

Martín dijo...

Es la historia común de muchos de nuestros idolos. Se les perdona todo, y no se les perdona nada. Que ironía! Muy bueno Netomancia!

Netomancia dijo...

Roxana, gracias por el comentario!
Sol, es así, cuando a alguien le va bien, le sobran amistades.
Naty, gracias por los aplausos!
Sil, si, falta que nos tiren el hueso.
Gracias Doña Humo!
Dieguito, al centro y los costados, ja, un abrazo.
Martin, si, muy cierto lo que decís, gracias!