Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

20 de abril de 2009

Presagio imperfecto

Noté el silencio avanzada la mañana. El amargo en la mano, la pava ya tibia reposando en la mesa. El viejo no roncaba. Me quedé escuchando inmóvil, esperando ese sonido tan familiar y a veces molesto. Y nada. Me empezaron a temblar las piernas y un nudo tomó por asalto mi estómago.
Cuando el miedo nos domina, son muchas las sensaciones que nos pueden atacar. El pánico es una de ellas. En menos de cinco segundos, sentía como el sudor me recorría la frente, brazos y espalda. El corazón se había acelerado en forma abrupta y prácticamente no podía tragar saliva.
Es que no escuchaba el ronquido del viejo. Tenía que pararme, obligar a las piernas maltrechas a caminar y emprender el camino por el pasillo. Tenía que llegar a la habitación. Pero el pánico se había apoderado de mi cuerpo.
Me froté las rodillas, me sentía helada. Solté un gemido sin darme cuenta y comprendí que estaba a punto de llorar. Me puse de pié. Casi pierdo el bastón, pero lo sostuve a tiempo. Respiré hondo, asida aún a la mesa. Y fui.
El silencio proveniente de la habitación (si es que el silencio puede provenir de alguna parte) me agobiaba y hacía que cada paso costara tanto como mover una tonelada de barro. Mi respiración entrecortada era lo único que escuchaba. Eso y el corazón latiendo sin escrúpulos.
La puerta. Allí estaba ella, un guardián macizo, firme. Giré el picaporte y sin pensar más, entré.
La cama hecha. El orden pulcro. La serenidad de un cuarto sin uso desde hacía largo tiempo. Y la verdad que cayó a mi mente como un martillo. Su muerte pasada, su recuerdo eterno, la necesidad de tenerlo aunque sea un instante más a mi lado... la pesadilla que aún mi mente no quería entender.

10 comentarios:

Sil dijo...

Ay! mi amor, que te esmeraste.!!!
No da miedo éste.
Pero igual te deja ese halo oscuro...triste...desolado...
BESOS SIN VIDA.

PD.
DON NETO entonces no entiendo... en el disparate de mi poesía del ajedrez, ganan las negras...
O no me entendieron a mi...
BESOS CONFUNDIDOS

Sil dijo...

Bueno, ahora que lo entendió Ud, hágaselo saber a don Oso, que mi profecía falló y que termino estando siempre de su lado, porque yo tengo una promesa de guardar silencio en su blog, porque me parece que lo estoy jorobando demasiado.
Ésto es en serio.
BESOS ACLARATORIOS.

Netomancia dijo...

Ya va a pasar don Oso por acá y le va a decir lo mismo que yo pienso: no sea extremista!
Me voy a hacer a hacer ruido a los apuntes.

el oso dijo...

Buenassss...
Doña Sil, entendí, pero tarde... me caracterizo por el talento, ¿vio?
Ah, y sabe que no me jode en lo más mínimo. Si me ofusco ya se va a enterar. Pero sepa que su conversación es de lo más agradable.

Ah (bis), no sea extremista...

Neto: Magistral, magistral, magistral...
¡Impresionante! Para enmarcar...

Sil dijo...

Uy!! espero que yo nunca lo haga ofuscar... o por lo menos,que si ocurre, no me entere...
Voy a caminar con más cuidado cada vez...
BESOS TEMEROSOS

(Don Neto, le aclaro que le estoy hablando a don Oso...)
Ya sé que no es lo que corre-spondería, pero bue...

Carla dijo...

Que triste Neto... pero hermoso al fin...
Tenes esa forma de escribir que en el final de tus cuentos uno queda con la boca abierta como me paso con Infierno sobre rieles.

Annie dijo...

Guauuu!!!!

Don Neto Ud. no se anda con vueltas!!! Es definitivo, adoro sus cuentos, historias y o relatos!!!

Ah!!! Me olvidaba!! Que de gente conocida por estos lares!!! Es mi impresión o su mueven en bloque??? Jeee!!!

BESOS RISUEÑOS

Caro Pé dijo...

El silencio agobiante , denso q paraliza.
cuanta cosa q tenemos guardada, recuerdos vivos q nos llaman.

me ha gustado lo leío
salu2

Netomancia dijo...

Tengo una emoción, voy a contestar cómo hacen ustedes en sus respectivos blogs! Jajaja:

Oso: Confirmado Meolans, Gandalf y su guitarra, la dupla del Real Madrid, el que escribe, ud... se viene el gran encuentro gran!


Sil: Ya le contesté antes, acpa va un bis.

Carla: Si todos los relatos me salieran así... es lo que uno no espera lo que hace de las cosas más sabrosas, o no? Y si, triste tiene que ser, me encantan así. :)

Annie: Apa con el perro!! Ah no, era una expresión nomás! Vamos y venimos, somos los mismos, es más, quién dice que no seamos la misma persona con problema de personalidades múltiple o simplemente, autobombo.

Caro: Gracias por pasar, ojalá te guste todo lo escrito.

Alejandro Ramírez dijo...

Me gusta mucho ese halo de tristeza de tus cuentos.

Un saludo.