Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

17 de abril de 2009

La respuesta esquiva

Llegar ante una cama vacía y descubrir que nadie te espera ni mucho menos, desea
Nace entonces una lágrima que es esconde en alguna esquina, esperando por quién la enjuague, por quién la entienda
Es la resignación de los días, esperando el ocaso como única hora para creer de nuevo en la vida, rememorando un pasado de iguales altibajos
Hurgando por esa respuesta que nos esquiva y atormenta, que quizás no exista o haya sido escondida por un dios en la tristeza o en un bello poema a la muerte
Razón entonces que determina mis horas, embebido en versos sin colores, de pasiones fatales, finales abruptos e innombrables horrores
Mis muebles abarrotados de escritos, las paredes pintadas con desquicio y mis venas llorando la ausencia de sangre, y la luna en lo alto, asomando por la ventana, con esa letal indeferencia que la caracteriza
Qué cuadro aterrador encierran mis noches, con sus lamentos y miedos, pero qué fresca es la brisa que cada día me trae el sol por la mañana
Me convenzo entonces que todo es una pesadilla, una idea absurda, un antojo intenso y mal abordado, el deseo morbo de no ser amado
Ultrajado por esa mentira, caigo en la cuenta que todo ha sido en vano cuando al regresar abro la puerta y ese salón desolado y frío me recibe altivo, a sabiendas de ser mi único dueño y que el camino que me queda, es el que lleva a mi cuarto, donde yace una cama vacía

8 comentarios:

Sil dijo...

Una cama fría y vacía puede ser más horrorosa y desvastadora que tu colección de cuentos completa.
BESOS VACÍOS.

Carla dijo...

Tu relato me hizo mal... es muy triste. Me dio tanta tristeza imaginarme esa situación. Que terrible castigo la soledad...
Siempre, en tus textos, puedo ver los personajes, puedo imaginarme todo.
Sos un gran escritor!

el oso dijo...

Cuando las ilusiones no alcanzan, la desesperación se frota las manos.
¡Bellísimo y tristísimo, Neto!

Annie dijo...

El terror no hace más que paralizar las situaciones, la mente.
Y no se puede salir del mismo creyendo que lo que la mente fabula es verdad.

LOS CUENTOS MARAVILLOSOS, ESTE RELATO UNA GENIALIDAD.

BESOS ADMIRADOS

Carla dijo...

Los Kapasulinos: Lisandro, Noelia, Iván, Carla, Susana y Pancho te dejamos un regalo en nuestro blog, pasa a buscarlo en la entrada: “Llegamos a las 10.000!!!”.

PAOLA dijo...

Hola amigo mío, esa cama vacía tal vez alberga en secreto la necesidad de no aferrarse, de que no te posean, de que quieres ser libre, y así como el protagonista desea su libertad más que el deseo del otro, también queda encerrado en ese círculo de autocompasión que no lo hace avanzar.
Un beso, se te extraña por el laberinto.

Netomancia dijo...

Un relato tiene mil interpretaciones o al menos, es lo que me gusta creer. Si deseara que un relato significara lo que yo quiero, no sería literatura, porque dejo a voluntad de quién lo lee la percepción de la historia. Incluso en mi, en ditintos momentos, un mismo relato que escribí puede representar varias cosas. Lo que si, seguro seguro, no dicen algo personal.
Es literatura pura, ficción, las ideas surgen y quedan plasmadas en el cuento o relato, pero no son un estado emocional del autor, al menos en mi caso. Son formas, quizás, de probar hasta donde puede la literatura permitirme jugar con ella.
Quizás lo más lindo de la literatura es su permiso indefinido de lectura, que hace de un relato una historia interminable, que uno puede leer una y otra vez hasta el hartazgo, encontrando seguramente en cada caso, un aspecto nuevo y diferente.

Martín dijo...

Muy bueno este relato. Da para imaginar muchas historias dentro de una! Felicitaciones!