Versión con fondo blanco, para ojos sensibles

www.OLVIDADOS.com.ar - Avila + Netomancia

21 de febrero de 2009

Pretensioso

¡Quién no ha querido alguna vez tocar una estrella! Entonces me hice astronauta y lo conseguí, pero no es nada del otro mundo. Una cosa gigante, caliente, distante, olvidada por algún Dios en alguna era remota.
¡Quién no ha soñado con vivir eternamente! Me hice explorador, descifré los misterios sin resolver de la historia humana y encontré la fuente de la eterna juventud. Pero uno no se vuelve joven por siempre, sino que sufre achaques, enfermedades, pero no muere. El dolor, el sufrimiento, no se quitan.
He convertido en realidad miles de anhelos. Sin embargo, hay algo que me gustaría y que no he podido aún: tocar el alma de alguien.
Por ese motivo me he convertido en un despiadado asesino y vigilo las callejuelas cuando la noche cae, en busca de una nueva víctima. Ansioso como un niño, aguardo el momento en el que el alma de alguno de mis muertos se deje ver al abandonar el cuerpo.

7 comentarios:

Luzzy Duran dijo...

Es genial lo que habeis escrito, aunque no tienes que ser un asesino para tocar el alma de alguien, tengo una teoria y creo que es posible con el amor.
aunque muchas de tus letras han llegado a mi alma, es que acaso ya estoy muerta?.
Besos y abrazos etereos :)

Carla dijo...

Que horror!!!!!! El tipo, obviamente. tu cuento, como siempre, fantastico!

el oso dijo...

No se crea don Neto que no esté pintando algún personaje de la escena real...
¡Excelente! No sé cómo se llaman estas clases de cuentos, pero sí tengo en claro que usted es un maestro consumado, como se aprecia leyendo su magnífico catálogo de atrocidades.

d80 dijo...

voy a tener cuidado de pasar por ciertos callejones por 2 cosas.
1º que este tipo no me clave su puñal en busca de mi alma
2º que no me tiente la idea de empezar la misma búsqueda

neto, gracias por estes terroríficamente hermoso relato!
un abrazo enorme!

Shirubana dijo...

Excelente. Me asombra el pasaje de la dulzura del cuento, relatando los deseos de los niños, a la despiadada carnicería final. Aunque ya vengo leyendo varios cuentos aquí, tus finales siempre me toman por sorpresa.

Saludos.
Shirubana.

Netomancia dijo...

Gracias Shirubana, me gusta que el relato tenga vida propia y no caiga en una obviedad, lo imprevisto es un ingrediente delicioso ena historia y si realmente el efecto que uno espera es el que se obtiene en el lector, es una gran alegría.
De todas formas, soy de las personas que insisten en que los relatos dejan de ser de uno para pasar al lector ni bien se publican, pues nunca voy a esperar que la interpretación de los otros sea la misma que uno tenga sobre sus letras.
Gracias por los comentarios y por leer.

Sil dijo...

Increíble y maravilloso asesino, matá a millones, sus almas se escaparán sin que puedas verlas y menos !!! atraparlas...

O sea, que vas a seguir insatisfecho eternamente...

BESOS y NO ME AHORRO HALAGOS.